Mirar con un solo ojo

Por Carlos Ialorenzi


Muchos periodistas y comunicadores, suelen ser "políticamente correctos" por ideología, miedo a perder su trabajo o a ser rechazados por sus audiencias.


Observando los acontecimientos que vienen sucediendo en nuestro continente: Brasil, Ecuador, Chile y Bolivia; y en las elecciones españolas del domingo pasado, se percibe cierta terminología sesgada y carente de un análisis profundo de lo que se está comunicando. Expresiones como "xenofobia" o "ultraderecha" son utilizadas erróneamente por los medios, aun en los que se dirigen a un público con perfil más conservador. El término "ultraizquierda" casi no se usa.


Desde hace tiempo existe la tendencia a ser benévolos con las izquierdas. Así es que reconocidos periodistas denominan dictadores o genocidas a los presidentes militares de derecha, mientras que quienes se perpetuaron en el poder por décadas, asesinaron y encarcelaron a miles de ciudadanos -pero son de izquierda- son llamados Comandante, Jefe de Estado, Líder o hasta cariñosamente por su nombre de pila.


Con la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, era de esperar que las izquierdas y los periodistas y comunicadores "políticamente correctos" se iban a inclinar a decir que lo que sucedió es un golpe de Estado. Ahora bien en el caso que lo fuera, me pregunto, por qué la comunidad internacional se debe meter en los asuntos internos de un país, si no se está afectando a otros.


El Presidente de Brasil Jair Bolsonaro sobre la situación en Bolivia expresó: "La palabra golpe es usada cuando la izquierda pierde. Cuando ellos ganan, es legítimo, pero cuando pierden es golpe. Yo no voy a entrar en esa narrativa. La lección que queda para nosotros es la necesidad de que, en nombre de la democracia y la transparencia, se haga un recuento de los votos y que puedan ser auditados".


Parece que con la creación de los organismos regionales y la globalización, los países tienen menos posibilidades que antes, de resolver sus problemas internos. Es lógico hasta cierto punto, que la cercanía geográfica influya en los países de la región y en sus medios de comunicación; pero esto lleva a que los Estados pierdan el derecho soberano a resolver sus problemas internos dándose el gobierno que quieren o que surja de los acontecimientos.


También llama poderosamente la atención, que la mayoría de los medios de comunicación y organizaciones políticas que dicen defender al pueblo y los derechos humanos, minimicen o ninguneen la represión a las revueltas populares, si estas ocurren en países gobernados por comunistas, por ejemplo las recientes protestas que ocurrieron en Hong Kong contra el régimen Chino. También es notoria la diferencia que hacen con la religión y la Iglesia Católica. Se publica lo malo y casi nada de todo lo bueno que realiza. Se señala a sus hijos descarriados -y está bien que se lo haga- pero casi no se habla de las persecuciones y asesinatos que sufren los fieles cristianos en varios países del mundo. Atacar una Iglesia, vandalizar templos y perseguir a sus fieles pareciera que no es un acto de barbarie.


El AVANCE DE VOX EN ESPAÑA


El avance de la izquierda y de los populismos en el mundo occidental y la tibieza o la cobardía de los partidos de centro que no se animan a reencauzar a la sociedad en la defensa de los valores cristianos, de la patria, de la defensa de la vida y la familia, marcó el surgimiento de nuevas agrupaciones políticas, en América y en Europa, que hablan sin eufemismos a los ciudadanos.


Desde hace cuarenta años, la política española está dominada por dos grandes partidos el PSOE y el PP. El agravamiento de los reclamos independentistas, el debilitamiento de la institución familiar, el aborto y el avance de la ideología de género han provocado en una buena parte de la ciudadanía, un profundo rechazo y hartazgo a lo que estos partidos han realizado cada vez que gobernaron.


Una de las agrupaciones políticas que han surgido producto de este hartazgo, es VOX. Partido que se creó hace casi seis años y hoy es la tercera fuerza política de España. Hasta el mes de Abril, no poseía ningún diputado en el Congreso. Ahora obtuvo 52. Fue el partido que más creció.


Hace poco entrevisté al diputado y Secretario General de VOX, D. Javier Ortega Smith. Me impresionó la claridad de conceptos y los valores que defienden. La defensa del derecho a la vida y la familia, la decidida oposición a la ideología de género, el amor a la patria y la lucha contra el separatismo, la defensa de la lengua española y el debido respeto a los símbolos patrios.


En su calidad de hispano/argentino -tiene la ciudadanía argentina por su mamá-, le pregunté que deberíamos hacer para salir de la decadencia en que nos encontramos, a lo que me respondió: Primero, cortar con las fórmulas fracasadas del pasado, me refiero al peronismo. Segundo que se involucren políticamente quienes estén más preparados y se guíen por valores éticos y tercero que estemos convencidos que la Argentina es una gran nación.


Publicado en el diario La Prensa el 14-11-2019

http://www.laprensa.com.ar/482954-Mirar-con-un-solo-ojo.note.aspx