¿Y a mí quién me cuida?

Actualizado: ago 26

Por Federico Ialorenzi


Cuid.AR, denominada originalmente COVID 19 Ministerio de Salud, es una aplicación informática diseñada para utilizar en dispositivos electrónicos (teléfonos móviles, tabletas, computadoras de escritorio, etc.). Según su página oficial "...posibilita el autodiagnóstico de síntomas, brinda asistencia y recomendaciones en el caso de compatibilidad con coronavirus y proporciona herramientas de contacto de esos casos a las autoridades sanitarias"".

Es frecuente que al instalar una aplicación no nos preguntemos qué sucederá con los datos que ella recolecta. Es por esto, que nos parece preciso hacer algunas consideraciones sobre la letra chica de esta aplicación, que es promovida desde el Gobierno Nacional, sobre todo considerando que el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, en la conferencia de prensa del 4 de junio, afirmó que "marchamos hacía que sea obligatoria, porque es simple, sencilla y útil".

Más allá de la evaluación que se pueda hacer sobre la licitud de este tipo de aplicaciones, creemos importante dar una mirada objetiva sobre los requisitos para su instalación, con el fin de poder decidir bien a la hora de descargarla y utilizarla. 


Datos, datos y más datos

En el Anexo V de la Disposición Nø 3/2020 emitida por la Subsecretaría de Gobierno Abierto y País Digital, encontramos la versión número 5 de los Términos y Condiciones de la aplicación Cuid.AR. Como generalmente sucede en estos casos, "El ingreso del Usuario en la Aplicación implica la aceptación inmediata y sin reserva de los presentes Términos y Condiciones" y "...dicha aceptación es indispensable para la utilización de la Aplicación".

"La Aplicación utilizará las funciones de geolocalización". Esta función permite el acceso a la ubicación geográfica en la que se encuentra el dispositivo electrónico. Ya que estos dispositivos suelen ser de uso personal, se tendría acceso al lugar donde se encuentra el usuario.

Para el ingreso a la aplicación, se solicita el número y escaneo del Documento Nacional de Identidad, y algunos datos personales tales como domicilio, CUIT/CUIL, edad e información referida a la salud: síntomas, antecedentes médicos y diagnóstico. Es importante considerar que, para permitir el escaneo del DNI, es necesario que la aplicación acceda también a la cámara de fotos.


DescuidAR nuestros datos

"Los datos personales que el Usuario suministre a través de la Aplicación, como así también los que la Aplicación recolecte en forma automatizada serán almacenados en una base de datos cuyo responsable es la Subsecretaría de Gobierno Abierto y País Digital de la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación".

Tomemos en cuenta que la aplicación también puede recolectar en forma automatizada datos sensibles, que según el artículo 2ø de la Ley de Protección de los Datos Personales (Ley Nø 25.326) son definidos como "Datos personales que revelan origen racial y étnico, opiniones políticas, convicciones religiosas, filosóficas o morales, afiliación sindical e información referente a la salud o a la vida sexual". 

Si bien lo recolectado será almacenado en una base de datos, cuya titularidad es del Estado Argentino, los servidores donde está alojada dicha base, pertenecen a la empresa Amazon, y se encuentran ubicados en el extranjero. Cuestión a tener en cuenta, en razón de nuestra soberanía.

Los datos sensibles y los referentes a la geolocalización, serán preservados por el Estado Argentino, "...mientras sean necesarios y dure la emergencia sanitaria", pero nada dice de los datos restantes. La vigencia de la emergencia sanitaria, declarada por la denominada Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública (Ley Nø 27.541), y luego ampliada por el Decreto Nø 260 /2020, estableció como fecha de finalización, marzo de 2021. Este plazo bien podría ser prorrogado.

Otro punto para considerar es que no solo se presta consentimiento para lo detallado en los párrafos anteriores, sino también para que la Subsecretaría de Gobierno Abierto y País Digital ceda la información del usuario a "...otras entidades estatales y/o establecimientos sanitarios nacionales, provinciales o municipales...". Por ejemplo, esta información se podría transmitir a la AFIP, al INADI, etc.

Y como si esto fuera poco, la Secretaría de Innovación Pública ".podrá introducir todos los cambios y modificaciones que estime convenientes en la Aplicación, lo que incluye, pero no se limita a agregar, alterar, sustituir o suprimir cualquier contenido de la Aplicación en todo momento."


Más allá del Coronavirus

Miklos Lukacs, investigador en Ciencia, Tecnología e Innovación, analiza en Pandemonium en referencia a los sistemas de monitoreo sanitario lo siguiente: "El problema es que hoy es el coronavirus, pero mañana podrían ser nuestras opiniones o creencias las que nos pongan en la línea de fuego de tecnocracias con vocación totalitaria", y advierte que "...para el común mortal que habita en este mundo de incertidumbre, coincidencias y sutilezas será indispensable entender que la distancia que separa a inofensivos aplicativos móviles de sistemas tecnológicos de control total es mucho más corta de lo que se cree".